Novelia Escritores
Bienvenidos a Novelia Escritores, Comunidad de Escritores Noveles en Internet.
Lee bien las normas antes de registrarte y recuerda que si estás aquí es porque tienes una pasión: la escritura.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Fuegos de artificio
Miér Nov 04, 2015 6:48 am por pedrogfleming

» Vórtice
Jue Ago 13, 2015 8:01 am por pedrogfleming

» Janecka
Miér Jun 24, 2015 4:22 am por pedrogfleming

» ¡Hola a tod@s!
Lun Jun 22, 2015 12:15 am por Josse

» Imprenta por demanda
Vie Jun 12, 2015 10:38 pm por graficaprosa

» Imprenta por demanda
Vie Jun 12, 2015 10:38 pm por graficaprosa

» Concurso literario
Jue Jun 11, 2015 8:03 pm por EscritoraNovel

» Hola a todos.
Sáb Abr 04, 2015 7:02 pm por Nickonero

» Los mitos de Cthulhu-HP Lovecraft
Sáb Abr 04, 2015 6:58 pm por Nickonero

Taller de escritores
Novelia Escritores Colgada la SEXTA lección :)
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

CONTACTA
Novelia Escritores noveliaescritores@gmail.com
Únete al movimiento
CLIC en la imagen para ver de qué va.

Relatos escritos con café

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relatos escritos con café

Mensaje por Ayl el Vie Mar 26, 2010 6:02 pm

Relatos escritos con café




Última edición por Ayl el Vie Mar 26, 2010 10:27 pm, editado 2 veces
avatar
Ayl
Áccesit local

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 06/03/2010
Edad : 21
Localización : Creo que aún no lo he descubierto

Ver perfil de usuario http://beyondthewordsbeyondreams.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos escritos con café

Mensaje por Ayl el Vie Mar 26, 2010 6:15 pm

Bueno, esto salió leyendo cosas algo meláncolicas, y yo tenía que ser la más meláconlica de todas, así que... Rolling Eyes
En fin, agradecería mucho que mostraseís vuestra opinión, ya que lo voy a presentar a un concurso de mi instituto y me gustaría saber qué le parece a la gente. Os ha gustado, no os ha gustado, soso, entretenido, para gustos los colores ... Very Happy También agradecería que cualquier cosa rara o que a vosotros os parezca mal me la digais, por favor, porque se que puede estar mucho mejor, así que faltas, comas, puntos, frases que podrían estar mejor expresadas, y todo ese tipo de errores me gustaría mejorarlos :$ Besos Smile




Los sueños, sueños son


- Sueño: Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse.

Cerré el diccionario y lo deposité de nuevo sobre la mesa.

- ¿Alguna pregunta? – paseé mi mirada por la sala, y mi vista se clavó en unos grandes ojos azules que me observaban con un atisbo de reproche. - ¿Sí, Jamie?

- ¿Eso quiere decir que ninguno de nuestros sueños, lo que queremos ser de mayores o lo que queremos conseguir, va a hacerse realidad?

El joven muchacho habló tranquilamente, pero pude distinguir decepción detrás de sus palabras. ¿Cómo manifestar la verdad cuando quieres ocultarla sin dejar traslucir la mentira?

- Jamie… Verás…

Una mano moviéndose enérgicamente hizo que mi pobre e insulsa explicación quedase a medias. Observé a la dueña de la mano, que me devolvía una mirada impaciente y al parecer ansiaba que le cediese la palabra.

- ¿Qué quieres, Vivian?

- ¿Puedo contestar yo a la pregunta de Jamie?

- Claro – respondí confusa.

Vivian se aclaró la garganta, como solo ella sabía hacer, le dedicó una mirada a Jamie llena de ternura y, con una madurez que a veces lograba sorprenderme, comenzó a relatarle una contestación mucho más íntegra que la mía.

- Jamie, si tú deseas una cosa muy, muy, muy fuerte, siempre se acaba cumpliendo. Solo hay que tener… ¿cómo me dijo mi papá?… Oh, sí: Fe.

- ¿Fe? – inquirió Jamie. Se podría decir que mi desconcierto era tan corpóreo que casi pesaba.

- Sí, fe. ¿Verdad que sí, profe?

Vivian se giró hacia mí con un semblante lleno de expectación. Abrí la boca sin saber qué responder a eso, incluso más confundida que antes. ¿Cómo podían unos niños de tan corta edad formular cuestiones de ese tipo?

Justo en ese momento sonó el timbre anunciando el final de la clase de Lengua, y así, el final de la jornada en aquel colegio de primaria, instalado en un pequeño pueblecito a las afueras de París.

Suspiré. Salvada por la campana.

- Bueno, chicos, nos vemos mañana. No os olvidéis de hacer los deberes.

Los niños comenzaron a recoger sus utensilios, impacientes por salir de allí y poder ser libres de nuevo, ir al parque con sus padres y mostrar una gran sonrisa cuando se encontraran con sus amigos por segunda vez en el día.

Finalmente, en la clase quedé solo yo, que había permanecido sentada sacudiendo distraídamente un bolígrafo a través de todo el largo de la mesa, contemplando como los niños abandonaban la habitación.

Comencé a meter los libros en el bolso, muy lentamente, con esa parsimonia que me acompañaba desde hacía tiempo.

Afuera se oían voces y risas de adultos y niños, de padres e hijos. Al mirar por la ventana distinguí a Claire, una pequeña de cinco años, en brazos de su madre, que la estrechaba cariñosamente contra ella, con una gran sonrisa adornando su rostro. Entonces, sin quererlo, en mi mente se encendieron los focos que se mantenían apagados la mayor parte del día, y que por la noche alumbraban la gran extensión de arena que eran mis recuerdos. Y otra vez, la pesadilla volvió en forma de fugaz espejismo para atormentarme con su risa amarga.

-•-•-•-•-•-•-•-

Era una calurosa tarde de mayo. Los rayos del sol incidían con fuerza sobre la superficie de arena sin pavimentar, arrancando destellos plateados a las piedras que habían quedado sueltas y representaban el pasar de los años.

Acababa de ir a recogerla al colegio, y ahora volvíamos andando a casa. Habíamos decidido ir por un camino diferente esta vez, para pasar por la heladería que tanto le gustaba a ella; y también para ver el tren.

Su agarre en mi brazo me reconfortaba, y a menudo de sus labios escapaban suspiros cargados de impaciencia y murmuraba palabras de ánimo que ocultaban sus verdaderas intenciones: llegar hasta su deseoso destino lo más deprisa posible; yo únicamente sonreía y me excusaba señalando la pesada muleta que me ayudaba a caminar.

Entonces, al doblar la esquina, nos encontramos con la gran cuesta que más tarde observaría vacilante mi desgracia.

La opresión que percibía en mi brazo disminuyó de repente, y cuando quise darme cuenta, ella se hallaba corriendo alegremente cuesta arriba.

- ¡Espera, no vayas tan deprisa! – grité riendo y apresuré a mis piernas a seguirla lo más rápido posible. Una vez más maldije al estúpido bordillo y a las usuales prisas matinales que me habían ocasionado una fractura en el tobillo derecho.

Alcancé el punto más elevado de la ladera jadeando y con las extremidades adoloridas por el esfuerzo, pero una gran sensación de regocijo me recorrió de pies a cabeza cuando pude verla en medio de las vías del tren llamándome a gritos y agitando los brazos con una de sus más amplias sonrisas adornándola el rostro, y como si un haz de luz apuntase directamente a su cara, dejando el resto del panorama en la más completa oscuridad, logré advertir una gran cantidad de dicha en sus ojos oscuros, que provocó que algo caliente se expandiese por mi pecho, renovándome.

Reí ante sus cabriolas para reclamar mi atención y la devolví un gesto con la mano. Pero la sonrisa quedó congelada en mi rostro asemejando una extraña mueca cuando advertí que un punto negro se acercaba velozmente desde el horizonte, amenazando con arrebatármela.

- ¡Lily, aparta de ahí! ¡Corre!

Ella me miró sin comprender el porqué de mis enérgicos movimientos, y cuando la horrible expresión de reconocimiento se instaló en su cara y expulsó su sonrisa, pude sentir como algo en mi interior explotaba de angustia… ya era demasiado tarde.

- ¡¡¡Lily!!!

El tren pasó, elegante, veloz, impasible, sin inmutarse, y una vez que se alejó dejando a su paso una cortina de polvo, ella ya no estaba. Se la había llevado consigo.

Todo había transcurrido en unos silentes segundos, pero a mí el tiempo me había concedido la condena de observarlo todo a cámara lenta; y la última mirada que me dedicó, esos ojos pidiéndome ayuda, permanecerían en mi memoria como una capa de polvo que nadie se preocupa en limpiar.

En ese preciso momento, en el que un montón de pensamientos confusos se entrelazaban formando turbaciones mayores, comprendí exactamente todo lo que había pasado.

Algo me agujereó el pecho, algo punzante, doloroso… tan doloroso. Esa herida que se había producido cuando acabé de digerir todos y cada uno de los sucesos se expandió por mi cuerpo extendiendo sus frías ramas por todo mi interior. Las fuerzas que aún me quedaban se las había llevado el dolor con una ráfaga de castigos y pesares, y la gravedad, como siempre, no se puso de mi parte, aunque tampoco me importaba. Caí de rodillas.

Alcé una mano, intentando alcanzar a la figura invisible que la había arrancado de mi lado. Había sido todo tan rápido y absurdo…

- Lily.

Su nombre salió de mis labios secos, produciendo un sonido sordo, opaco, que se elevó hacia al cielo y finalmente desapareció entre las nubes.

Ese día perdí a mi hija de diez años. Y, al irse ella, una parte de mí también se marchó.


-•-•-•-•-•-•-•-

Taciturnas lágrimas mojaron mis mejillas acompañadas de su peculiar sabor salado. Desde ese día no había ha vuelto a ser la misma; ahora, la garra helada que me había traspasado el pecho aquella vez era una dolorosa espina que mantenía aún todo su veneno, el dolor había disminuido, pero en ningún momento sentí que desapareciese del todo. Había conseguido un trabajo en su escuela como profesora de Lengua, cerca de niños de su edad, para mantener vivo su recuerdo. Hacía ya seis meses de eso, pero cada vez que cerraba los ojos, veía un extenso pasillo en cuyo final la imagen de sus orbes oscuros anhelantes de auxilio permanecía tallada a fuego en mis párpados.

- Marie, me voy ya, ¿te importa si te acompaño a casa?

La voz de Pascual a mis espaldas me sobresaltó, pero no me volteé. Me sequé con rabia las lágrimas que se mantenían en mis mejillas como recordatorio de que todo era real. Me había prometido a mí misma ser fuerte, salir del agujero en el que me había encerrado con una llave de la cual solo yo conocía su paradero; y también se lo había prometido a Lily, el día en el que me despedí de ella por última vez. Aferré mi bolso con fuerza, y cuadré mis hombros para enfrentarme a Pascual; siempre aparentando estar bien. Aunque me estuviese derrumbando por dentro, aunque sintiese que el dolor en mi pecho incrementara su intensidad por momentos. Siempre aparentando estar bien.

- No, no me importa.

- ¿Te encuentras bien?

- Sí – perfectamente, pensé, pero no lo dije en voz alta, pues si no podía engañarme a mí misma, ¿para qué mentir? Hacía mucho tiempo que había dejado de encontrarme bien.

Me dirigió una mirada llena de escepticismo, pero no comentó nada más. Aún sin lágrimas, la fachada de tristeza en mi rostro no la podía borrar nadie, y eso me delataba.

En el pasillo, una vez más, paré a contemplar la placa que habían puesto en la pared en honor a Lily, y por el rabillo del ojo advertí que Pascual también se detenía y agachaba la cabeza en señal de silencioso respeto.

- Ve saliendo. Enseguida voy – le indiqué. No quería importunarle más con mi estado anímico, del cual empezaba a sospechar que sería permanente.

Él se limitó a obedecer, y sin articular palabra, sentí como se alejaba y cerraba la puerta principal tras de sí, ocasionando ese singular sonido que producía el gran portón cuando sus bisagras se quedaban varios días sin engrasar.

Acaricié la placa suavemente, y sentí cómo la superficie de granito se encontraba fría y áspera. Por un momento me pareció oír que murmuraba una indirecta de doble filo. La inscripción del rótulo no le gustaba a los niños, les hacía sentirse confusos y desorientados, como si no conociesen la verdad de lo acontecido, y solo tuvieran conciencia de una pequeña parte que a su vez permitía a la imaginación crear una historia mucho más distinta; y más feliz.

“A Lily. Que descanse en su sueño eterno”

Sueño eterno, sueño eterno, sueño eterno…

Y, de nuevo, las preguntas llenas de remordimientos afloraron en mi mente: ¿Por qué? ¿Por qué tuvimos que ir por ese camino? ¿Por qué el tren cambió de horario ese día y pasó por el lugar equivocado en aquel momento? ¿Por qué me había hecho esa fractura que me había impedido correr a socorrerla? ¿Por qué?

Era injusto. Ella únicamente se encontraba en el lugar y en el momento equivocados, pero al parecer eso había sido suficiente para que la muerte cortase el fino hilo que la vinculaba a la vida.

Con un suspiro, dejé caer la mano a mi costado y me dirigí con mis característicos pasos lentos hacia la entrada del centro escolar, por cuyas aberturas se colaban la luz diurna que dibujaba sombras sinuosas sobre el suelo de azulejos verdes. Recordé una vez más la inscripción de la placa.

Sueño eterno.

Mientras caminaba, cerré los ojos y seguí las pautas que hacía apenas unos minutos Vivian le había explicado al pequeño Jamie, como si de una joven madre se tratase.

Sueño eterno.

Deseé con todas mis fuerzas que mi hija volviera a mi lado, y una débil llamita de esperanza sacudió las brasas y logró hacerse visible; por lo visto, la chispa de la esperanza seguía deambulando entre las ruinas de mi interior. Abrí los ojos lentamente, y la soledad del pasillo me recibió con los brazos abiertos. Ridículo. Algo provocó una fuerte ráfaga en mi mente, y la llamita no se resistió a ser extinguida.

Sueño eterno.

Era una lluviosa tarde de diciembre, y en aquel momento, tuve más claro que nunca que los sueños, sueños son.





Si has llegado hasta aquí, gracias por leer Smile
Espero señales de vida Exclamation
avatar
Ayl
Áccesit local

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 06/03/2010
Edad : 21
Localización : Creo que aún no lo he descubierto

Ver perfil de usuario http://beyondthewordsbeyondreams.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos escritos con café

Mensaje por anasthinkings el Vie Mar 26, 2010 6:42 pm

La historia es muy triste y conmovedora pero me ha gustado mucho.
Todavía no me creo que tengas 13 años. ¡Escribes muy bien!^^ No te habrás quitado unos añetes, ¿verdad? Wink
La forma del relato es bastante buena y no he encontrado ningún fallo ortográfico, a excepción de este:
Aún sin lágrimas, la fachada de tristeza en mi rostro no la podía borrar nadie, y eso me delataba.
Es un error muy tonto: aun, cuando significa incluso, no lleva tilde.

Y otra vez, la pesadilla volvió en forma de fugaz espejismo para atormentarme con su risa amarga.

Esta frase me ha gustado mucho.

Espero que tengas mucha suerte. Veo que no soy la única que participa en concursos del instituto xD

_________________



http://anasthinkings.blogspot.com/

Gracias por tu regalo, amiga invisible ^^
avatar
anasthinkings
Moderadora de juegos

Mensajes : 1909
Fecha de inscripción : 26/02/2010
Localización : Valencia

Ver perfil de usuario http://www.anasthinkings.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos escritos con café

Mensaje por noemmmi el Sáb Mar 27, 2010 12:28 am

Que triste, pero que bien narrado, a mi me ha gustado mucho, me has transmitido los sentimientos de la madre de una manera excepcional, yo tambien sentia ese poderoso dolor mientras estaba leyendo. Si es triste, pero es precioso, no todo en esta vida es felicidad.

Me ha encantado, y estoy deacuerdo con ana ¡13 años! impresionante, escribes muy bien, un besito muy grande y suerte en el concurso ganster
avatar
noemmmi
Página en blanco

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 24/03/2010
Edad : 26
Localización : valencia

Ver perfil de usuario http://noemmynoemmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos escritos con café

Mensaje por Julia7e el Sáb Abr 03, 2010 3:00 am

Que bonito!!
Yo no habría sido capaz de narrarlo así de bien..
What a Face Yo también espero que te vaya bien en el concurso.. (Si es que todavía no ha sido...)
Háznoslo saber si ganas ^^
avatar
Julia7e
Buscahistorias

Mensajes : 373
Fecha de inscripción : 24/02/2010
Edad : 23
Localización : Viendo la nieve de Navacerrada desde mi ventana...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos escritos con café

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.