Novelia Escritores
Bienvenidos a Novelia Escritores, Comunidad de Escritores Noveles en Internet.
Lee bien las normas antes de registrarte y recuerda que si estás aquí es porque tienes una pasión: la escritura.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Fuegos de artificio
Miér Nov 04, 2015 6:48 am por pedrogfleming

» Vórtice
Jue Ago 13, 2015 8:01 am por pedrogfleming

» Janecka
Miér Jun 24, 2015 4:22 am por pedrogfleming

» ¡Hola a tod@s!
Lun Jun 22, 2015 12:15 am por Josse

» Imprenta por demanda
Vie Jun 12, 2015 10:38 pm por graficaprosa

» Imprenta por demanda
Vie Jun 12, 2015 10:38 pm por graficaprosa

» Concurso literario
Jue Jun 11, 2015 8:03 pm por EscritoraNovel

» Hola a todos.
Sáb Abr 04, 2015 7:02 pm por Nickonero

» Los mitos de Cthulhu-HP Lovecraft
Sáb Abr 04, 2015 6:58 pm por Nickonero

Taller de escritores
Novelia Escritores Colgada la SEXTA lección :)
Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

CONTACTA
Novelia Escritores noveliaescritores@gmail.com
Únete al movimiento
CLIC en la imagen para ver de qué va.

'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por luisppk el Dom Nov 20, 2011 9:29 pm



Originalmente escrito para un pequeñísimo concurso (casi diminuto) 'La vida es una canción'. Como al final no participó, la presento.

Espero que les agrade...



Spoiler:




Spoiler:




Spoiler:




Spoiler:



NUEVA VERSION:

Spoiler:


Letra ‘Roxanne’
Roxanne, no tienes que pararte junto a la luz roja
Esos días han terminado
No tiene que vender tu cuerpo por la noche
Roxanne, no tienes que usar ese vestido esta noche
Caminar las calles por dinero
No te importa si está mal o bien

Roxanne, no tienes que pararte junto a la luz roja
Roxanne, no tienes que pararte junto a la luz roja
Pararte en la luz roja, Pararte en la luz roja
Pararte en la luz roja, Pararte en la luz roja
Pararte en la luz roja, oh

Te he amado apenas conocerte
Y nunca pude convencerte
Debo decirte en verdad mi sentimiento
No te compartiré con ningún chico
Sé que mi decisión está tomada
Así que guarda tu maquillaje
Te lo dije una vez, no volveré a decir que eso no es correcto

Roxanne, no tienes que pararte junto a la luz roja
Roxanne, no tienes que pararte junto a la luz roja
No tienes por qué pararte en la luz roja
Pararte en la luz roja, Pararte en la luz roja

Roxanne
(Relato inspirado en el tema original de ‘The Police’)

Es Londres, época de otoño.
El típico mal clima de siempre: Nublado cercano a lo invisible, un aire frío que cala en los huesos y esa ‘pequeña llovizna’ que en otros lugares llamarían ‘lluvia fuerte’.
Bien abrigado con gruesas ropas, Gordon camina hacia su centro de estudios: La Real Academia de Artes.
Él, desea ser músico. Siempre fue su ambición, y a pesar de reconocer faltarle a veces inspiración, se empeña en no pertenecer al montón desconocido. Sí, debido a ello, viajó desde su lejano Newcastle. Lejano, pues además lo hizo en un autobús sumamente lento. No renegó, ni tan siquiera objetó, porque fue el último regalo de la grandiosa Madre Katherine. La única verdadera madre que tuvo en el orfanato de esa localidad.
Ella, que desde niño le inculcó amor por la música, lo despidió con gran fe, unas pocas libras, la carta de recomendación para la academia y un gran consejo: ‘Ten fe en el señor, ten fe en los hombres y aun más en ti mismo’. Después de lo cual, besó su frente y dio su bendición.
----
Hoy, Gordon, con 18 años y cercano a cumplir 19, ha cumplido más de medio año estudiando música y canto. Le va bien en la parte estudiantil, pero no así en la laboral.
Meditando las dificultades de su vida, camina hacia la Real academia a recibir sus clases. Está a tiempo, así que lo hace tranquilo.
Cerca a un gran ovalo que sirve de conexión con 5 avenidas, al voltear, nota algo que a cualquiera llamaría la atención. Más aun él, falto de costumbre a las excentricidades de la gente en la gran ciudad. Pues Londres, ES una gran ciudad.
Al final de aquella calle donde él entró, parada muy cerca de un semáforo en rojo, había una delgada mujer joven, de hermosa cabellera color castaño claro, e increíblemente a pesar del clima, llevaba un ligero y aparentemente fino vestido largo, también rojo. Llamaba tremendamente la atención de todos los automovilistas y los pocos transeúntes de la zona.
La gran mayoría, no podía pasar sin evitar mirarla. Él, no fue la excepción.
Veía como algunos conductores bajaban la velocidad y paraban para conversarle con la ventanilla baja.
Luego de un cuarto intento, la linda señorita abrió la puerta y entró al vehículo. Gordon alcanzó a distinguirla bien, pues aceleró algo el paso y llegó a menos de 30 metros cuando ella subió.
Al cambiar la luz a verde, el vehículo se alejó y Gordon detenido, meditó acerca de ese fugaz momento.
---
Un par de días después, sus compañeros de clases, la gran mayoría jóvenes como él, conversaban animados acerca de la fabulosa ‘Ingrid’.
- Es bella, hermosa, increíble; tiene un cuerpo de película y además… ¡no cobra tan caro! – Aseguraba uno de ellos, al grupito interesado en oírlo.
Empezaron a debatir esa opinión y más de uno mostró entusiasmo, pero al rebuscar los bolsillos… ¡casi vacios!
Exhalaban suspiros de resignación y únicamente dejaron volar la imaginación, mientras los demás seguían atentos el fin del relato.
Gordon los escuchó de segundilla. Es una linda prostituta que se encuentra en la zona y al parecer, está sola. Es decir, trabaja por su cuenta y aparentemente recién empieza, pues se nota en su manera de ser.
- ¡A menos que sea una gran actriz! – Exclamó maliciosamente uno, que tiene fama de escandaloso.
Los otros dieron sus opiniones al respecto, pero todos callaron al entrar el maestro de turno.
---
La semana siguiente fue similar o peor. Algunos estudiantes comenzaron a soltar rumores, similares a las continuas lluvias y mal tiempo de esos días… cada vez peor.
Ingrid por aquí… Ingrid por allá… Ingrid hizo aquello… hizo lo otro…
Gordon finalmente decidió saber quién era esa ‘Ingrid’ de la que todos hablaban y se acopló al grupito, que faltos de dinero, se contentarían con solo verla para conocerla.
El clima, comenzó a volverse más crudo conforme ellos decían acercarse. Gordon creyó (pero no lo dijo) que quizás el cielo estaba castigándolos y les puso el ‘camino al infierno’, por acercarse a esa chica de mala reputación.
Finalmente convencido luego de caminar otras cinco manzanas, anunció preferir retirarse, pues sería malo para su salud y no podía costear una enfermedad seria y menos aun, a quien lo cuide.
Los jóvenes intentaron débilmente convencerlo, pero lo comprendieron al seguir empeorando el clima conforme hablaban. Se despidieron todos y enrumbaron caminos distintos.
----
Quince minutos después, faltando 300 o 400 metros para llegar a su habitación, en el piso superior de un grupo de bodegas que él vigila como pago por la vivienda… vio difícilmente por culpa del tiempo, como a unos pocos metros (no se podía ver más lejos), alguien peleaba vigorosamente para evitar que aquella lluvia y viento, se lleve su paraguas.
Gordon, siguió acercándose bien enfundado en su abrigo y casi insensible al clima (excepto la cara descubierta), cuando de pronto vio volar en su dirección, el paraguas arrancado violentamente de las manos que lo sujetaban.
- ¡Noooo!
Escuchó, y comprendió lo importante que era ese objeto para quien lo perdió. Su buena naturaleza lo lanzó a intentar atraparlo antes de llegar a la avenida que tenían al lado y sea aplastada por los autos. Pues a pesar de ser las 5 pm y aun de día, todos ellos llevaban prendidas sus luces. Mas por evitar que otro auto les choque, que para iluminar su camino.
Sin embargo, al agacharse veloz para atraparlo, la guitarra que llevaba en la espalda bien cubierta con su gastado forro, se vino hacia delante con gran fuerza y Gordon juzgó que probablemente se rompería de llegar al piso. Entonces, tomó su decisión… y salvó su guitarra.
El paraguas, siguió su camino ininterrumpido y luego de atravesar increíblemente el primer carril de autos… fue aplastada en el segundo.
- ¡Mi paraguas! – Exclamó una fina voz lamentándose y parando su carrera al lado del joven que intentó salvarlo.
- Lo lamento mucho… -se disculpó Gordon aun arrodillado y abrazando su guitarra.- …si se me rompe, no tengo manera de seguir con mi sueño. –suspiró profundo ante el silencio a su lado y terminó- De verdad lo lamento.
Gordon sabía que ese paraguas fue importante para su dueña. Lo notó en su voz. Es por eso que se disculpó por haber elegido salvar su propio bien. No quería que ella malinterpretara. Sin embargo, sintió una cálida mano en su hombro, que claramente enviaba un mensaje de comprensión. Fue entonces, cuando oyó algo que lo impresionó:
- Entre un objeto reemplazable y un sueño… -pausa- …el sueño fue la elección correcta. - Dicho en tono pausado y hasta filosófico. En muy buen inglés pero con un marcado acento francés.
Él, recién se atrevió a mirar a la dueña de aquella melodiosa voz en medio de aquel infierno helado de clima, y descubrió una cálida y tímida sonrisa, buscando animarlo a no sentirse culpable. Gordon estaba impactado por la belleza de la sonrisa y también, de quien la portaba. Se levantó, y recién al verla de esa manera, nota el vestido rojo. Tiembla al reconocerla como la mujer del semáforo… retrocedió un paso intimidado.
Ella lució una semi sonrisa bondadosa y quizás hasta comprensiva. Sin decir más, saludó en despedida y reinició su camino, intentando cubrirse como sea de aquella infernal lluvia. Gordon la veía temblar de frío, con la ropa mojada y pegada al cuerpo. Notó que seguramente enfermaría y además, no estaba acostumbrada al clima… así que tomó valor y se le acercó para decirle:
- Disculpa… Vamos por aquí, yo vivo cerca y podemos esperar que pase la lluvia.
. ¿Lluvia? –exclamó ella estirando la mano para demostrar cómo su palma se llenaba de agua en 4 segundos- ¡¿En cualquier parte del mundo esto es un diluvio y aquí lo llaman ‘lluvia’?! ¿Como llaman a la neblina? –exclamó irónica- ¿Acaso ‘día soleado’?
Se notaba que necesitaba desahogarse. Él sonrió dándole la razón, y parándose delante de ella para amortiguarle algo la tempestad que viene del frente, caminaron las cuadras faltantes para llegar.
----
La habitación de Gordon es un único cuarto. El baño está afuera, al final del pasillo. Él, tiene una mesita pegada al muro, al lado contrario de su cama; un colchón tirado sobre el piso, encima de varios cartones, que créanlo o no, era súper cómodo y abrigado.
Él apenas entrar, se quitó su abrigo y luego de sacudirlo, lo deja afuera para que no moje la habitación. Ella al notarlo, se paró al lado, claramente por el mismo motivo. Gordon le hizo una seña y corriendo sacó una playera, una chompa abierta y unos pantalones deportivos largos de franela. Se los entregó todos y le indicó el baño al fondo.
- Ahí también tengo una toalla, úsala con confianza, está recién lavada.
Ella se veía extrañada, pero aceptó. Con sus zapatos de taco en una mano y la ropa seca en la otra, caminó hacia allá.
----
Gordon preparó algo para calentarse ambos. Una sopa caliente, con algunos pedazos de pan tostado flotando en ellos. Era su comida favorita en tiempos helados. No solo era rica, sino también llenaba el estomago y calentaba el pecho. En el orfanato era conocida como: ‘la sopa mamá’.
Ella la comió ávidamente luego de probar el primer bocado con temor y miedo. Al terminar, buscó donde colocar el tazón, pero no vio donde. Él le hizo seña de no preocuparse, se lo pidió y sonriendo tristemente, se excusó mientras lo usaba para servirse él mismo.
- Lo lamento… vivo solo y es mi único plato. – Pidiendo permiso, comenzó a comer vorazmente.
Ella estaba sorprendida por todo. Miró el mísero cuarto, el mísero polo de rayas negro-amarillas que vestía y la mísera miseria abundante en todos lados. Sin embargo, se veían bien cuidados y la foto encima de la mesita, tenía una linda flor en un pequeño vaso. De aquellas blancas que abundan en los parques. Aquella foto mostraba a varios chicos sucios usando polos negro-amarillos, una pelota de rugby y a una monja; también embarrada de pies a cabeza. Pero todos con la cara más feliz y divertida que alguien pudiese desear mostrar en una foto, para alegrarle el alma a cualquiera. Claramente se notaba ser su tesoro.
- ¿Cómo te llamas? – Preguntó ella por fin. Parecía que le costó mucho hacerlo.
- Gordon… -respondió con la boca llena, pero tragó y continuó- …mis amigos me llaman ‘avispa’ o ‘abeja’. – Y señaló sonriendo el polo negro-amarillo.
- Te debe gustar mucho ¿no? – Preguntó ella y él aceptó afirmando. – Pero… ‘abeja’ o ‘avispa’, no son sobrenombres para un chico. Mejor deberías llamarte de una manera más varonil y hasta imponente.
Gordon que nunca lo había pensado, lo reflexionó. Entonces replicó: - Pero esos son mis colores desde niño… mis mejores recuerdos son con ellos. Ese pequeño detalle del nombre, no me importa… -dejó su tazón y estiró la mano alcanzando la foto. La mostró con orgullo, pero al verla de reojo, su pecho tuvo una pequeña convulsión y lagrimas asomaron a sus ojos, que de inmediato enrojecieron. Él se tapó al instante con la mano, avergonzado de ese exabrupto.
- No tienes por qué hacerlo. – Exclamó ella calmándolo, mientras contemplaba el retrato. - Es de hombres extrañar a quienes uno ama y poder demostrarlo sin querer aparentar rudeza al ocultarlo.
Revisó la foto un rato más y al devolverla, concluyó: - Te felicito, es un gran recuerdo. Valóralo mucho.
Él sonrió al recibirla, la miró entre triste y alegre, la limpió son sus ropas del polvo y la volvió a acomodar en su lugar. Entonces, hace la pregunta que no quería y para la cual ya sabía la respuesta, pero que para guardar las apariencias, era necesario:
- ¿Y tú, cómo te llamas?
- Me llamo Ing… - Y se detuvo cortada. Paseó la vista un poco y finalmente continuó ligeramente más amena. – Mi nombre real es Roxanne… -pausa- …aunque muchos me conocen por otro nombre.
Gordon se sorprendió por ello, pero algo más tranquilo, continuó la conversación:
- ¿De casualidad eres francesa? –pero ante la extrañeza de ella aclaró- Hablas bien el inglés, pero siempre tienes acento.
Ella sonrió moviendo la cabeza. Aceptó divertida y respondió:
- En realidad viví 10 años en Bélgica , pero mi acento se debe a que descubrí como a los hombres les gustan las chicas que hablan francés, pues… - y de pronto calló. Se dio cuenta que habló demasiado.
Él la revisa y nota su incomodidad. La cubre con una manta sacada de su cama y para evitar líos como el último, empieza a hablarle de sus propios sueños: Ser un gran músico, tener su propia banda y ayudar a todos los que pueda.
- Es un grandioso sueño. – Responde ella con cierto tono de reconocimiento, aunque triste. - ¿También estoy incluida en esa ayuda? – Preguntó animada, mostrando las ropas puestas y la manta.
- Por supuesto. –asegura él- La Madre Katherine se me aparecería en sueños, quitándome el apoyo del cielo. Eso no puede sucederme, pues necesito toda la ayuda que me permita avanzar.
Ella se mostró interesada.
Conversando de él, la Madre Katherine, sus amigos del orfanato y su vida como aprendiz de músico… platicaron hasta muy tarde por la noche.
----
La mañana siguiente, él despertó y ella ya no estaba. Habían dormido juntos en la única cama, pues a lo largo de las horas que conversaron, creció en ambos un ambiente de calidez, confianza y cercanía. Ella sin embargo, y a pesar de escuchar esos últimos comentarios abrazada por él para mantenerse caliente en aquella terriblemente fría noche, se le notaba triste y hasta… culpable.
Encima de la mesita y bajo la foto, Gordon encontró una nota. Al abrirla, vio un billete de 20 libras esterlinas. Se asombró y sin esperar más, leyó:
‘Para ayudarte un poquito en tu sueño. No cambies y pelea hasta el final. Con amor. Roxanne.’
Pd. ¿Qué opinas de ‘aguijón’? (en inglés: ‘sting’)
Él sonríe por la post data. Su pecho se calienta… ¡está ilusionado!
Ambos rieron mucho la noche anterior, cuando buscando un nombre masculino mejor que ‘abeja’ o ‘avispa’… ella lo llamó ‘zángano’.
Sonrió mucho por aquel recuerdo y se alistó para ir a clases. Deseaba ir temprano para terminar todo pronto y al regreso, pasar por la esquina de esa fluida avenida principal, donde ella esperaba clientes junto al semáforo en rojo. Tenía la intención de devolverle el dinero que ella le dejó.
----
Al terminar clases, el día era incluso peor que el anterior. Igual caminó hacia el mismo lugar, con la intención de encontrarla y de ser posible, convencerla poco a poco de abandonar aquella vida.
Al voltear, nota a lo lejos muchas luces de colores y algunas personas rodeando el área. Avanza acelerando un poco el paso, pues comenzó a sentir un frío vacío en el pecho. Al llegar, la policía había puesto un cordón para separar a los curiosos del accidente. Al parecer, un auto había sobre frenado en luz verde y sin antes prender sus luces de peligro. Luego, llegó uno sin notarlo debido al mal clima y lo embistió por detrás, sin poder frenar bien debido a la pista mojada. Ello ocasionó que el auto delantero volara hacia el frente, atropellando lamentablemente a una joven mujer y además tirando abajo el semáforo, que increíblemente había quedado prendido al lado de ella con la luz roja.
Gordon, sin sangre en las venas y con el alma derramando lágrimas más abundantes que la misma lluvia, temblando se acercó por el lado opuesto. Con mucho valor abrió los ojos y un puñal detuvo su corazón… debajo de la sabana que cubría el ahora frío cuerpo, la reconoció por un pedazo del vestido rojo y sus zapatos. Aquellos que ella, la bella dama de su ilusión, tenía en la mano el día anterior antes de entrar a su habitación.

¿Pero qué pasó?
¡¡Nooo…!! ¡Perdido…! ¡Todo perdido!

Una linda imagen nubló su vista. Quizás el último adiós de ella, que no quería partir sin que él la recuerde de otra manera. En verdad fue el último adiós, hacia quizás el único que sabría valorarlo.
- No me olvides… -pidió ella- y… cumple tu sueño.
Al despertar, con el corazón comprimido, la ilusión muerta y en la fría realidad, ve a un oficial de policía preguntar sin éxito a los curiosos, por si alguien la conocía. Pero ellos, solo la conocían como ‘Ingrid’ y nada más.
Gordon, suspirando se acercó y habló con ese gentil oficial, que pareció descubrirle el sentimiento en su pecho. Conversaron y tomó el café caliente que le invitaron de un termo. Explicó lo poco que sabía de ella y al terminar, la policía lo condujo a su habitación.
Antes de separarse, el oficial que tan amablemente lo trató, le dijo en despedida:
- Regresaré para informarte donde será enterrada. Gracias por la ayuda.
- Las gracias a usted. Disculpe que no pude hacer más. – Realmente estaba muy agradecido, pues aquel oficial ofreció conseguirle una sepultura digna, que por supuesto, así sucedió.
- No te preocupes… -afirmó él orgulloso- …somos ‘La Policía’. Se supone que estamos para ayudar y servir, ¿No es así? – Agitó su mano y se despidió, deseándole mucha suerte en su carrera.
- Es cierto… -respondió él mientras veía al vehículo alejarse- …’La policía’, se supone que para eso es. ¡Nunca lo olvidaré!
Saluda haciendo adiós y terriblemente triste, sube a desahogarse en su miserable habitación.
----
Ocho años después…
Nos encontramos en la ciudad de Paris. Están por subir el telón de un fabuloso concierto repleto de audiencia.
Aquí, es donde la historia marcará el inicio de un grupo musical que grabará su nombre en el futuro.
El líder, se llama ‘Sting’.
La primera canción que tocarán este gran día se llama: ‘Roxanne’.
Luego, vendrían sus otras composiciones: “So lonely” (tan solo) y “Can’t stand losing you” (no puedo soportar perderte).
¿De casualidad adivinan el nombre de este extraordinario grupo musical?
Si…
¡THE POLICE!


FIN



Última edición por luisppk el Jue Nov 24, 2011 4:40 am, editado 1 vez
avatar
luisppk
Pluma bebé

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 03/10/2011
Edad : 50
Localización : Lima

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por Arika el Miér Nov 23, 2011 1:38 am

Bueno, Luispkk creo que sería mejor que no dejases tus textos en formato imagen. Así será mejor citarte y corregirte.

En la sexta línea. "A pesar que reconoce" sería mejor "A pesar de que reconoce". Más adelante no repitas tanto la conjunción 'pues' en frases seguidas. Utiliza 'pues', 'porque', 'ya que'...
Sintácticamente las siguientes frases del párrafo están bien, pero personalmente te doy mi opinión. Utilizas unos adjetivos que 'no pegan'. "Extraordinaria madre Katherine" creo que podrías expresarlo de otra manera. Y así con muchas de las frases. Utiliza otro modo, no recargues tanto las frases, la lectura 'pesa mucho' y es difícil leerlo con fluidez.

En el siguiente párrafo. "... que le inculcó el amor a la música... lo despidió con gran fe..." Está mal escrito, los puntos suspensivos señalados no están correctos. Podrías utilizar una coma: "... que le inculcó el amor a la música, lo despidió con gran fe..."

Siguiente párrafo. "... ya tiene más de medio año estudiando música." En mi opinión personal creo que está mal expresada esta frase, quedaría mejor algo así como "... ya tiene más de medio año estudiado de música..." o si quieres dejar el gerundio cambiaríamos el verbo principal. Ya que 'tener' no creo que exprese bien lo que quieras decir.

Otra corrección: "Cerca de un óvalo" en vez de "Cerca a un óvalo". Esta coma se puede suprimir: "Nota al voltear en una(,) algo que a cualquiera llamaría la atención". "Pues Londres, ES una gran ciudad" Supongo que habrá sido un error al escribir, pero evita las mayúsculas así por que sí, si quieres expresar la grandeza de un sitio exprésalo mediante los adjetivos.

El "Como decimos..." omítelo. Pues estás contando una historia en tercera persona, y ahora poner el verbo en primera persona chirria. Además, sin avisar ni nada de nada. Porque puede haber una historia marco (que engendra la historia de Roxanne) pero como no has indicado nada, esa frase sobra.

Otra opinión personal, al lector no le hace falta saber tantos detalles. Céntrate en destacar el más importante. Si pones "el cabello castaño claro suelto" es demasiada información y alarga mucho la descripción (que debería ser de una o dos palabras a lo sumo). Porque lo has escrito de forma que no te estás centrando solo en el pelo sino que también quieres describir la figura de la chica en general, por lo que ahórrate tanta información en el pelo solo.

Más adelante: "Ingrid eso aquello... hizo lo otro..." Supongo que habrás querido decir: "Ingrid hizo aquello..."

Esta coma creo que también la puedes oprimir: "Gordon creyó (pero no lo dijo)(,) que quizás..."

Otro fallo: "Pues a pesar de ser 5pm" Si pretendes narrar, nárralo todo. Como mucho serviría: "Pues a pesar de ser las 5 p.m." Pero ya está.

Bueno, otro menos importante pero que chirria al leer: "Ella lo comió..." Si hablas de la sopa, hablas de un nombre femenino por lo que es LA no lo.

En vez de "Siempre tienes un acento", estaría mejor expresado "Siempre tienes acento", porque no es un acento cualquiera sino el acento francés de Roxanne.

En el párrafo de "Ella, se mostro interesada..." Volvemos a encontrar el fallo de los puntos suspensivos mal utilizados. Quedarían mejor comas. Utiliza los puntos suspensivos para una enumeración o cualquier oración que concluya sin un final concreto.

En la frase de: "Al llegar, la policía había puesto un cordón para separar a la gente curiosa(,) del accidente." Podemos omitir esa coma.

Volvemos al mal uso de los puntos suspensivos en "El líder... se llama 'Sting'."

Bueno, fuera de los errores gramaticales vayamos a la trama de la historia.
Me ha gustado mucho la historia, sí, me ha gustado como una pobre chica prostituta tiene sentimientos. No son máquinas de trabajar, también tendría un sueño aunque nunca se lo pudo decir. Igualmente sirvió a Gordon para poder avanzar.

Lo que me ha gustado más de la historia han sido las últimas frases de ella.
"El líder se llama 'Sting'." Y desde ahí hasta "¡THE POLICE!"

Espero que te haya servido mi comentario. Luiskpp no soy una experta, todo se basa en mi experiencia y en mis opiniones personales, tu lo valoras o no lo valoras. Very Happy
avatar
Arika
Prim@ lejan@ de Shakespeare

Mensajes : 653
Fecha de inscripción : 02/05/2010
Edad : 23
Localización : En mi propia novela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por luisppk el Miér Nov 23, 2011 2:40 am

Muchísimas gracias.
Me encantan las criticas, comentarios y todo tipo de puntos de vista. Ellos me permiten visualizar mis escritos con los ojos del publico.

Es cierto que hay errores de expresión, pero la mayoría se deben a la ligera diferencia que tenemos al hablar el mismo idioma.
Un ejemplo: El mar - La mar.
Algunos usan uno y otros lo encuentran erróneo, por lo que usan el segundo.

Usaré tu critica para corregirlo, aunque ya me había adelantado algo y le hice algunas modificaciones a la historia, pues en otros comentarios me sugirieron que la escena donde Gordon descubre a Roxanne luego del accidente, es demasiado rápida y faltaba explotar el sentimiento (pena/tristeza) un poquito mas.

En cuanto al párrafo final, no quise hacer una historia lacrimogena, a pesar que el tema 'Roxanne' da para ello. Preferí terminarla con esperanza. Un nuevo inicio.
Me alegra mucho que te haya agradado. Dentro de poco presentaré otra y esta vez lo haré usando el simple editor de aquí. Aunque para ser honesto, las letras chiquitas y simples de estos editores no me agradan mucho.

Gracias por la critica y estás cordialmente invitada a repetirlo en los siguientes.

Saludos

L.

avatar
luisppk
Pluma bebé

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 03/10/2011
Edad : 50
Localización : Lima

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por Arika el Miér Nov 23, 2011 11:51 pm

Gracias por tomartelo todo muy bien Very Happy
Bueno, si es por la diferencia de la forma de hablar nuestro idioma son faltas leves o pueden no ser llamadas faltas.
¡Espero que tengas suerte con los editores! No conozco ese mundillo Smile
avatar
Arika
Prim@ lejan@ de Shakespeare

Mensajes : 653
Fecha de inscripción : 02/05/2010
Edad : 23
Localización : En mi propia novela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por luisppk el Jue Nov 24, 2011 4:36 am

Ok, no hay por qué darlas. Smile

Yo tengo una filosofía. Para comenzar, aun no me creo un escritor.Considero y siempre lo he hecho, que estoy 'aprendiendo'.
Sería completamente estúpido de mi parte, el molestarme o incomodarme por los puntos de vista del publico lector.
Lo único que conseguiría es que no me vuelvan a criticar y/o descendería la cantidad de lectores para mis escritos.

En enero del 2012, estoy por cumplir 3 años que comencé a escribir. Tengo guardado lo primero que hice por cuestiones nostálgicas y cada cierto tiempo lo reviso y... ¡WOW! Surprised ¿tanto he avanzado? What a Face

Reconozco que me falta mucho, pero me anima que cada vez es menos.

Lo único que realmente me fastidia, es cuando alguien dice que le gustó o que no y no me dicen por qué. Por lo demás, bienvenido. Aprendo tanto de lo bueno como de lo malo y le saco provecho a ambos.
sé perfectamente que es imposible agradarle a todo el mundo, así que me contento con que le guste a la mayoría.
----
De momento ya lo corregí e intentaré actualizarlo aquí, adicionandolo a las imágenes. Me gustan mas esa presentación. Las letritas sueltas me desaniman y desesperan.

Gracias otra vez.

L.
avatar
luisppk
Pluma bebé

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 03/10/2011
Edad : 50
Localización : Lima

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'Roxanne' (Relato inspirado en cancion de 'The Police')

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.